• Fluida salida de soja en grano y aceite

    Dada la cosecha récord de soja, con 10,6 millones de toneladas, al mes de noviembre prosiguen las exportaciones del grano, existiendo aún stock a exportar durante el mes de diciembre e inclusive hasta enero de 2018, según señala el informe de comercio exterior de la Cámara Paraguaya de Exportadores y Comercializadores de Cereales y Oleaginosas (Capeco).
    Según la Lic. Sonia Tomassone, asesora de comercio exterior de la Capeco, la soja ha tenido un desalijo de 16,9 % superior, en relación al mismo periodo de 2016. Prácticamente se exportaron 910 mil toneladas más de soja en grano durante la presente temporada, tomando como base que el año pasado se había enviado a esta altura del año un volumen de 5,37 millones de toneladas, frente a las 6,28 millones registradas a noviembre de 2017.
    Pero no solo el producto como materia prima tuvo un desempeño óptimo durante la presente temporada, sino también otros productos procesados como el aceite. Este rubro tuvo un aumento de 18,7 %, en comparación al mismo lapso del año pasado.
    El otro producto procesado, como la harina, tuvo un leve descenso de 3,9 %, en relación al mismo periodo de la temporada pasada; es decir, los productos procesados tuvieron un año estable acompañado por la mayor disponibilidad de materia prima y complementando auspiciosamente toda la salida de granos de soja con destino a diferentes mercados.
    Maíz
    La profesional comentó que también se registró un aumento importante en las exportaciones de maíz zafra 2017, siendo lo novedoso el incremento de las exportaciones por el río a mercados de extra zona, ante la menor salida con destino a Brasil, el histórico mercado del cereal nacional. A noviembre, el maíz tiene un desalijo mayor de 9,2 %, comparativamente al mismo ciclo analizado. Unas 1,68 millones de toneladas se exportaron hasta el undécimo mes del año.
    Finalmente expresó que en el caso del trigo, el tercer rubro agrícola más importante en la cadena granelera, que dada la merma importante en la producción, se está priorizando el mercado interno para que los molinos nacionales estén totalmente abastecidos en su necesidad que asciende a 650 mil toneladas anuales. A noviembre, las exportaciones de este cereal registran una caída de 87,1 %.